4 Cosas Que Deberías Conocer Sobre Tu Inmunidad

 

Comprendemos que muchas enfermedades están en relación con la salud de nuestro sistema inmunitario. Podemos relacionar el sistema inmunitario con numerosos puntos de nuestra vida, no obstante ¿entiendes cómo trabaja? Aquí hay 4 cosas que deberías conocer sobre él.


El sistema inmunitario es la “fuerza” corporal

La aptitud de nuestro sistema inmunitario es defendernos de alguna sustancia rara que consigue influir el organismo. Estas sustancias raras además son populares como antígenos. Los antígenos tienen dentro bacterias, virus, parásitos y hongos. Cuando estos organismos se hallan en el cuerpo humano, desencadenan el sistema inmunitario, que, simultáneamente, aspira a remover el antígeno con diferentes mecanismos.

El sistema inmunitario tiene 2 categorías

Nuestro sistema inmunitario se distribuye en 2 categorías: congénito y adaptativo. El sistema inmunitario congénito es la primera contestación de nuestro cuerpo humano, que tiene dentro la piel, las células del sistema inmunitario y numerosas sustancias químicas de la sangre. No obstante, el sistema inmunitario adaptativo es el que rememora los asaltos anteriores de los antígenos y se activa para “batallar” el mismo antígeno con más eficacia.

La primera línea de custodia es la piel

Nuestra piel es la primera línea de custodia, que sirve de barrera superficial para evitar que el virus o las bacterias entren en nuestro cuerpo humano. Esto además enseña por qué, cuando nos encontramos en temporada de gripe, se den advertencias de lavarse las manos por todas partes. Al lavarse las manos, se descarta el antígeno previo a que dañe el organismo.

El sistema linfático es primordial para eludir que se enferme

Otro sistema fundamental de tu cuerpo humano que evita que enfermes es el sistema linfático. El sistema linfático está compuesto por tejidos, vasos y ganglios que aceptan al cuerpo humano liberarse de las toxinas y de algún residuo que consigue ser perjudicial para el organismo. Su ocupación es primordialmente llevar a hacer circular un líquido llamado linfa, que tiene glóbulos blancos en el cuerpo humano.

El sistema inmunitario y el sistema linfático son incapaces de trabajar si no se protege el cuerpo humano. Por esa razón es imperativo continuar estando sano adoptando un estilo de vida sana, llevando a cabo ejercicios cotidianos, disminuyendo el estrés y comiendo comestibles nutritivos que te apoyen a eludir las enfermedades.

No únicamente tiene más formas de continuar estando sano, sino que también contribuye a volver como estabas anteriormente si está enfermo.