Consejos Útiles De Compras Para Un Vegano

Comer vegano puede parecer algo muy costoso. Y aunque eso puede ser cierto a veces, especialmente si comes todas las frutas y verduras orgánicas y te das el gusto de comprar productos veganos prefabricados que pueden costar una fortuna.

En realidad hay bastantes maneras de llevar la compra vegana al siguiente nivel y aun así lograr ahorrar algo de dinero al hacerlo.


Busca en tu comunidad

Si tienes la suerte de vivir cerca de una granja, a veces hay opciones para convertirte en accionista de la misma. Algunos lugares te ofrecerán escoger la camada de sus cultivos y te proporcionarán bolsas de fruta y verdura fresca cada semana o dos por una simple inversión en la granja.

Esto puede ahorrarte mucho dinero en la compra de productos ecológicos frescos y proporcionarte una gran variedad de alimentos que quizá nunca hayas probado.

Aprovecha las temporadas

Otra cosa que puedes hacer es aprender qué alimentos están en temporada y comprarlos a granel cuando se presente la oportunidad. La enorme ventaja de este tipo de alimentos es que se pueden congelar, enlatar y almacenar para utilizarlos después.

Hay muchas maneras de ahorrar dinero aprendiendo los diferentes trucos para preparar los alimentos para su uso futuro. Por ejemplo, puedes deshidratar las verduras y guardarlas en recipientes herméticos en un espacio fresco y oscuro para poder acceder a ellas más adelante.

 

No es costoso

Llevar un estilo de vida vegano no tiene qué ser extremadamente costoso. Puede ser muy útil no darse el gusto de consumir alimentos que sabes que son caros y, en cambio, buscar cosas que puedas comprar a granel.

Algunos lugares, como los huertos de manzanas o de uvas, te permitirán darles una pequeña cuota para que puedas salir y recoger tus propios productos para llevarlos a casa.

Esto puede suponer una gran cantidad de alimentos. Piensa con antelación en lugar de sentirte limitado a lo que encuentres en tu tienda de comestibles.

Busca más opciones

Investiga las cooperativas locales de alimentos y otros lugares donde puedas obtener un descuento en los productos de temporada. Las granjas, los huertos e incluso algunas tiendas de comestibles pueden ofrecer precios a granel para grandes cantidades de productos de temporada.

Aun así, debes ser precavido y preguntar si estos alimentos se cultivan con pesticidas comerciales o si se cultivan de forma orgánica. El hecho de que los alimentos procedan de una granja local no significa que se cultiven con métodos ecológicos.

Investiga siempre tus fuentes y asegúrate de que son creíbles antes de comprar.

Llevar un estilo de vida saludable puede resultar a menudo muy costoso, pero si se sopesan los pros y los contras, lo que se gasta en alimentos saludables que previenen enfermedades puede acabar ahorrando mucho más en lo que respecta a la salud más adelante. Pero no siempre tienes que sacrificar; compra en temporada, ¡desde ahora!